Rusia, Cuba y China prestan asistencia médica a Italia

Mientras el número de muertes sigue aumentando en Italia, el país puede contar con la ayuda internacional para apoyar al personal médico, agotado por la crisis del Covid-19.

Rusia, Cuba y China prestan asistencia médica a Italia

Este fin de semana, Rusia y Cuba enviaron equipos médicos a Italia para ayudar a los trabajadores de la salud. El país, muy afectado por el coronavirus, sufre una saturación de las capacidades de atención médica, con un contagio que parece estar fuera de control en algunas regiones.

Ayuda militar rusa

Rusia anunció este domingo 22 de marzo el envío de cien virólogos militares "experimentados" a Italia, informa el corresponsal de RFI en Moscú, Paul Gogo. En un primer avión del ejército ruso viajaban especialistas en epidemias y enfermeras que provienen de tres bases militares rusas.

La ayuda fue aceptada en la tarde del sábado 21 de marzo por Italia en una discusión telefónica entre los ministros de Defensa de ambos países. Rusia va a enviar nueve aviones y 100 militares y especialistas.

El Ministerio de Defensa ha informado sobre los impresionantes currículums de los especialistas enviados a Italia: participaron en la eliminación de la peste porcina en África y trabajaron en el desarrollo de vacunas contra el Ébola y la peste. Rusia también proporciona equipo médico, por ejemplo para desinfectar vehículos.

En Rusia, las autoridades consideran que la crisis está bajo control, aunque las cifras oficiales son cuestionadas por muchos médicos. Pero frente a una Europa en estado de emergencia y un Donald Trump que intenta manejar la situación en su país, el Kremlin está jugando una carta tan diplomática como humanitaria.

Refuerzos de Cuba

Una brigada de médicos cubanos acaba de llegar a Lombardía para ayudar al personal médico. Hecho poco frecuente, Cuba envía médicos por el mundo en misión de solidaridad, pero también para recuperar divisas extranjeras. En una situación de urgencia, es la primera vez que un país europeo, Italia, recurre a estos médicos cubanos, precisa la corresponsal de RFI en La Habana, Domitille Piron.

Son 52, sólo hombres, de 49 años de edad en promedio. Estos médicos y enfermeros, que se van de forma voluntaria, permanecerán al menos tres meses en Italia y trabajarán con sus homólogos chinos e italianos en el nuevo hospital de Bérgamo.

Estos profesionales de la salud cubanos tienen la ventaja de la experiencia, ya que la mayoría de ellos han luchado contra la epidemia del Ébola en África. ¿Qué los motiva? Un profundo sentido de la solidaridad, dicen. "Todos tenemos miedo, por supuesto, pero tenemos que llevar a cabo nuestra misión revolucionaria, dejamos el miedo a un lado, no somos superhéroes intrépidos, somos médicos de la Revolución", explica uno de ellos.

Italia es el primer país europeo que ha pedido ayuda médica a Cuba en tiempos de crisis, y Cuba también ha enviado ya más de 300 profesionales médicos a cinco países del Caribe y América Central.

En la isla, algunos se preguntan quién los tratará cuando el Covid-19 haya infectado a la población. Por el momento, el Ministerio de Sanidad informa de 35 portadores confirmados de Covid-19, un turista italiano fallecido y 950 casos sospechosos, en observación en el hospital. No se han tomado medidas de cuarentena: las escuelas, las tiendas y los restaurantes permanecen abiertos. En cambio, las fronteras están ahora cerradas a los turistas, y 60.000 de ellos están siendo evacuados de la isla.

Máscaras de protección enviadas por China

Después de enviar nueve expertos médicos y varias toneladas de equipo el 12 de marzo pasado, China también sigue ayudando a Italia con el envío de varios cientos de miles de máscaras de protección.

Estas máscaras chinas están en el centro de una controversia entre Italia y la República Checa. Según los medios de comunicación italianos, los checos han retenido 680.000 máscaras al amparo de una operación aduanera contra los traficantes. Las autoridades checas dicen que fue un malentendido y aseguran que no habrá ninguna pérdida para su vecino italiano.