Guatemala: 'Pero si viene pues nos tenemos que morir todos'

Hace ya más de una semana que el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei dio una conferencia de prensa anunciando el primer caso de coronavirus en Guatemala. A la fecha se han registrado 20 casos y un fallecido. Testimonio.

Guatemala: 'Pero si viene pues nos tenemos que morir todos'

En Guatemala, se habilitó un hospital en las afueras de la capital y un albergue en el centro, que darán atención a los pacientes infectados y funcionarán como centros de cuarentena. Como ha sucedido en otros países centroamericanos, se inició con cierre de escuelas, restaurantes, empresas y fronteras. Además del toque de queda que se aplicará con rigurosidad.

El presidente Alejandro Giammattei intenta generar un ambiente de control, sin embargo recientemente el ex viceministro financiero, Danilo Flores, del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, fue destituido por su incapacidad en la gestión de insumos ante esta crisis sanitaria que atraviesa el país.

El 70.6 % de la fuerza laboral se dedica en Guatemala al trabajo informal. Sandra Morales, de 40 años, es una trabajadora de casa particular que vive en Santiago Sacatepéquez. Con una sonrisa nerviosa, cuenta que "de principio lo sentimos normal, como que iba a ser pasajero y que sólo se escuchaba de por ahí lejos. Pero ahora que está casi un poquito cerca, tenemos temor pero ahí estamos, pues por nuestra situación da un poco de pena y a veces hay que salir, pasa por la necesidad. Mucho se ha oído, que si nos quedamos encerrados también nos vamos a morir del hambre. Hay necesidad de salir pero ya cuando esté un poco difícil entonces sí vamos a obedecer bien bien y estar sólo encerrados".

Su pueblo es vecino de San Pedro Sacatepéquez, donde se registró el primer caso de muerte por coronavirus: un anciano de 85 años, que el pasado 6 de marzo había ingresado al país de un vuelo que provenía de Madrid. "Por eso tenemos un poquito de temor. Por necesidad salgo a veces al pueblo y he escuchado por ciertas personas, algunos tienen su orgullo y dicen que no tienen miedo que eso solo les pega a los gringos que están por allá porque son débiles, porque no están hallados al campo o de ir a trabajar, pero acá en el pueblo, dice que no va a venir porque acá se hace mucho ejercicio y se trabaja pro si viene pues nos tenemos que morir todos", prosigue Sandra Morales.

Las personas han empezado a realizar sus propias mascarillas. Esperan que los protejan del virus: "Hay unos que sí vi que hicieron como con trapos o mantas y le ponen hulitos a la orilla y hacen manualmente, se las han inventado", dice Morales.

La población guatemalteca poco a poco ha dejado de salir a la calle. Existen lugares donde en su mayoría las personas han acatado las órdenes del presidente de no salir de casa, aunque otros por necesidad no tienen la misma suerte. Incluso, por la falta de personas y afluencia vehicular en las calles, van a visitar a familiares lejanos o inconscientemente van de vacaciones a playas cercanas.