Bolivia: comunarios denuncian corrupción detrás de reforma agraria de Evo Morales

Numerosas denuncias de campesinos bolivianos han expuesto una estrategia utilizada durante el gobierno del expresidente Evo Morales para obtener réditos políticos a cambio de la entrega de tierras. Una investigación periodística pone al descubierto cómo la revolución agraria prometida por Morales sirvió para beneficiar a sus socios políticos y no a los más necesitados.

Bolivia: comunarios denuncian corrupción detrás de reforma agraria de Evo Morales

Al asumir el poder en 2006, Evo Morales prometió que beneficiaría los campesinos e indígenas que necesitaran tierras, sin embargo, varias denuncias señalan que la realidad fue distinta y que fueron los socios políticos de Morales quienes resultaron más beneficiados. Las denuncias de estos campesinos que hasta ahora habían caído en saco roto, apuntan directamente al Instituto Nacional de Reforma Agraria, el INRA, como el ente encargado de entregar tierras a cambio de una “comisión”. Así lo explica Anacleto Aguirre quien fue elegido para recibir una de estas tierras y se ha convertido hoy en pieza clave para entender cómo funcionaba el esquema de repartición de predios:

Hicimos los trámites, presentamos al INRA, salió mi nombre, salió el nombre de mi cuñada también, pero luego nos dijeron hay que dar una comisión al INRA y yo me opuse, o sea, cómo vamos pues a tener que darles una comisión...y me siguieron mis cuñados, me siguieron la corriente, nos hemos negado y a los cuatro nos han expulsado, botado de la comunidad. No nos han invitado más ya.

Como señala Anacleto, el castigo por no pagar era la expulsión de la comunidad. Alvaro La Torre es abogado de Anacleto  y explica que en primer lugar estas entregas de tierras fiscales nunca debieron darse pues eran objeto de un juicio penal que hasta ahora no ha sido resuelto:

El Estado ha cometido dos grandes ilegalidades, primero revirtió una tierra que estaba en un proceso muy muy grave, segundo, los malos dirigentes, los traficantes de tierra les piden a los comuneros para acceder a su pedazo, 500 dólares para completar el trámite. Este dinero sería destinado a los funcionarios del INRA. 

 

Como explica La Torre, a cada comunero le pedían 500 dólares para poder instalarse en su parcela, de acuerdo a las denuncias que han sido recogidas en la investigación periodística Los Piratas de la Tierra, se trataba de una práctica generalizada. Desde 2014 y solo en el departamento de Santa Cruz se entregaron 1,7 millones de hectáreas, un poco más que toda la isla de Jamaica.

 

Evo Morales Ayma@evoespueblo

En el Día de la Revolución Agraria y Productiva, enviar un abrazo de hermandad a las compañeras y compañeros trabajadores del agro. Gracias al esfuerzo del pueblo boliviano, eliminamos el colonialismo y la opresión, y hoy garantizamos que la tierra es para el que la trabaja.

Ver imagen en Twitter

210

Información y privacidad de Twitter Ads

186 personas están hablando de esto

 

En la repartición de tierras en Santa Cruz, hubo una institución ganadora, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, más conocida como la UNICA. Este sindicato muy cercano a Morales Morales se llevó el 70 por ciento de las tierras repartidas. Estas denuncias han sido recogidas en la investigación periodística de Nathalie Iriarte y Rolando Aparicio donde ellos destapan el modus operandi de esta reforma agraria:

La imagen que Evo Morales trató de dar durante todos los años de su gobierno, de defensor de los pueblos indígenas se cae con las fallas de su política de la reforma agraria. La organización campesina que dio origen al partido de Evo Morales, al MAS, fue quien se llevó el 70% de la tierra, entonces es muy difícil pensar que Evo Morales se mantuvo desinformado de lo que sucedía en el INRA. La cantidad de gente afectada en esto no se puede cuantificar porque lamentablemente uno de los problemas más graves que tenemos es la falta de datos públicos y de transparencia en el Estado. 

Hasta ahora las denuncias aisladas de los comuneros habían caído en saco roto, comuneros como Anaceleto habían perdido ya la esperanza de obtener justicia, hoy en medio de un gobierno de transición y de derecha parece que sus reclamos serán por fin escuchados.

Dánae Rivadeneyra- rfi.fr